1800 Dios te esta esperando en oración.

¿Somos Luz y Sal?

En efecto. La biblia enseña que la gente que pertenece a la Iglesia que es redimida por Cristo tiene la responsabilidad de efectuar la función de tener el mismo efecto que la sal y la luz tienen.

Mateo 5:13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

Mateo 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

Creo que si tuviésemos que explicarlo los ejemplos más sencillos y posiblemente más usados serian el efecto que la sal tiene en la comida, que no solo sirve para preservarla sino también para dar sabor.

Bueno; en el caso de la iglesia, la iglesia tiene la responsabilidad de guardar la ley de Dios y sus preceptos, ser ejemplo para los demás y provocar en los demás el deseo de hacer buenas obras y de esta manera la sal preserva la humanidad y le da sabor.

En el caso de la luz siempre que hay obscuridad se necesita la luz. Si somos lo suficiente honestos para entender la didáctica del bien y el mal no tendríamos problema en reconocer que verdaderamente nosotros los seres humanos estamos siempre influenciados más al mal que al bien, es decir; observemos la conducta de un niño pequeño cuando es confrontado por uno de sus padres su tendencia natural es esconderse o de esconder lo que rompió, o simplemente esconder la mano según el caso, si estamos de acuerdo la pregunta es: ¿Quién le enseño? Algunos dirán bueno ¡ya lo trae en el paquete! Bueno; esto es solo la parte natural del ser humano pero agreguemos le ahora la influencia televisiva, la influencia por medio de teléfonos y todas las gamas de comunicación entenderemos que verdaderamente estamos más influenciados al mal que al bien.

De la misma manera que la sal, que preserva y da sabor la luz tiene la función de mostrar lo que está en la obscuridad es decir el policía cumple la función de hacer respetar las leyes del ser humano, como el hombre no puede regirse bajo un modo de vida sin que tuviera que ser obligado a seguir las reglas se instituyeron los policías a lo que aquí en USA les llamamos (Law Enforcer Officer) que en pocas palabras en el que dado a lógicas circunstancias forzara de una manera u otra al delincuente a seguir o a cumplir la ley. En el caso de la iglesia la responsabilidad no descansa en forzar la ley si no que con su grado de conducta y ejemplo generar un standard por el cual la justicia marque su frontera ante la maldad exponiendo claramente con su luz lo que hay en la obscuridad, en este caso las malas obras.

Pero; ¿si la sal se desvaneciere? Es decir; si la iglesia se fusiona o se mezcla entre el mundo olvidando sus funciones y sucumbiendo a las practicas comunes de la humanidad, En otras palabras Si la iglesia no ejerce su función de influencia en las obras buenas ¿con qué será salada o influenciada la tierra?  Cristo dijo: ¡No sirve más para nada!, sino para ser destruida por los hombres. A este nivel hasta la iglesia (la sal) también necesita que alguien la ayude a ser preservada y que le de sabor!

En cierta ocasión regresaba a cada después del trabajo, ya era un poco noche y el trafico iba fluido, el conductor que iba a un lado de mi no se percató que el de enfrente bajo la velocidad para entrar a un estacionamiento y le impacto por detrás, tan pronto pude me detuve y saque mi teléfono para llamar a la policía y mientras lo hacía pude ver que en el local siguiente estaba una vehículo de la policía me dirigí hacia el oficial para que fuera en ayuda de los que posiblemente estaban lastimados y lo que me pregunto fue; ¿Ya llamaste a la policía? En un sentido irónico y perturbado por su respuesta le respondí; no me dirijo a usted a ver si usted conoce alguno y me retire marcando al 911 y me dirigí para ver si podía ayudar a los del accidente.

Cristo también dijo Vosotros sois la luz del mundo, quiere decir; los que tienen la responsabilidad demarcar el estándar adecuado para que exista una diferencia clara de las obras de los hombres. Y la otra frase fue: Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

Aquí es donde está el problema de la iglesia (Nuestro Problema) Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. La iglesia sigue  por nombre siendo el movimiento religioso que sigue estando en la cúspide de la montaña donde al igual que Moisés ejerce la función de sacerdocio entre Dios y el pueblo pero parece que tiene las luces apagadas como una tienda que en la noche cierra sus puertas y no está de servicio.

El día de ayer nuestra ciudad de Houston volvió a ser devastada por las inclemencias de las lluvias al igual que en la pasada tormenta Harvey, muchos lugares fueron inundados y muchas personas perdieron sus carros al quedarse varados en las calles por la lluvia, había llovido toda la mañana y parece que el sistema de alertas esta esta vez no lo consultamos mucho así que me encontré en medio del camino con una fuerte lluvia que en cuestión de minutos inundo muchas calles, decidí irme a casa pero para cualquier lugar era un poco difícil así que no me quedo más remedio que continuar, salir de ahí y quedarme por algún lado donde pudiera esperar pues no se podía conducir.

Cuando paso la intensidad de la lluvia me moví en el estacionamiento para ver cómo estaban las calles y ver si podía continuar mire que algunos carros seguían en completo movimiento pues el agua les llegaba a la mitad de los rines y decidí avanzar. Para mi sorpresa en una de las intercesiones el agua había subido más y había carros varados con gente adentro mi camioneta no es muy baja así que decidí acercarme a ellos para que salieran y llevarlos a un lugar seco y que comieran algo por si tenían que esperar algún tiempo pues los estacionamientos cerca tenían lugares de comida. Tuve la oportunidad de ayudar a varios y como mi camioneta aguanto pues me dio el valor de ayudar a más personas que estaban en esa misma área y me di cuenta que había muchas personas en otras calles que al igual estaban en problemas. Entonces me puse allanar a todos los que pude para ver cómo estaban y me sorprendí que muchos de ellos no supieran lo que estaba pasando afuera y eran completamente ajenos a la situación así que pare de llamar me frustro pensar que muchos viven en su propio mundo como en una burbuja.

Había más gente ayudando a otros los cuales fue reconfortante saber que en momentos así hay personas que no escatiman lo suyo para tenderle la mano a otros. Lo más sorprendente para mí fue que entre las personas que ayudamos había personas desconsoladas y molestas de entre las cuales por sus comentarios son cristianos en especial un señor que dijo que la vida era injusta que como era posible que Dios permitiera eso a sus hijos, le pregunte ¿es cristiano? Y me dijo si por la gracia de Dios. ¿Qué le dices? Lo único que se me vino a la mente fue bueno no sé cómo fue que quedo en estas condiciones, no puedo juzgar si fue Dios el que lo metió en esto o fue decisión de usted intentar manejar en aguas tan altas con ese carro, lo que sí es gracia de Dios es que en este momento haya personas aquí ayudándole y que posiblemente entre la gente que también está ayudando haya alguno que también perdió su carro o algo más y que sin duda hay personas que están perdiendo más que eso. Le dije además lo invito a cambiar de mentalidad y que la próxima compre una camioneta alta para que la próxima vez que nos encontremos en esta situación usted pueda ayudar a otros, y mientras a que valla usted y ayude a las personas que faltan pues al parecer hay mujeres con niños y vera que el ser útil le ayudara a su ánimo, lo observe mientras regresábamos por otro viaje de personas y vi que no se unió al grupo de ayuda.

Es triste que como iglesia sigamos con la mentalidad de que los demás nos tienen que ayudar a nosotros,

Es triste que como iglesia siempre los demas nos tengan que levantar al espíritu y darnos ánimo,

Es triste que como iglesia pensemos que nuestro servicio solo es dentro de cuatro paredes,

Es triste que como iglesia vivamos cada día solo pensando en nuestras propias necesidades sin pensar que como podemos ayudar a alguien,

Sería más triste que el mundo tenga que ayudar a la cruz roja del mundo.

Moisés arriba en el monte no solo recibió la ley y el rango de autoridad, encontró su ADN en el servicio los demás. Eso también es preservación, sabor y luz.

 

Dime: ¿SOMOS LUZ Y SAL?

DIOS TE BENDIGA.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This