1800 Dios te esta esperando en oración.

Nuestras cuatro verdades cardinales.

Nuestras Cuatro Verdades Cardinales: la Salvación, el Bautismo en el Espíritu Santo, la Sanidad Divina y la Segunda Venida de Cristo.
Creemos en las 16 doctrinas como la norma por la cual se evalúa la predicación y la enseñanza. Estas doctrinas se convirtieron en nuestra Declaración de Verdades Fundamentales. Cuatro de estas verdades se consideran nuestras creencias cardinales porque son verdades claves en nuestra misión de alcanzar a los perdidos y edificar a los creyentes y la iglesia tanto hoy como en el futuro.

La salvación

La doctrina de la salvación forma el núcleo de nuestra fe cristiana, proclamando la victoria de Dios sobre el pecado en nuestra vida. Esta verdad resulta en liberación, sanidad y vidas restauradas. Ya sea un nuevo miembro o un cristiano maduro, cada creyente debe tener una comprensión clara de la salvación y la gran diferencia que esta verdad marca en nuestra vida e iglesia.

Aprenda más sobre la doctrina de la salvación, explorando los diversos recursos en esta página. Los materiales de enseñanza para grupos pequeños los encontrará en la barra de estudios.

¿Hay una segunda oportunidad en la vida?

Sorprendentemente, la respuesta es sí.

La Biblia lo llama Salvación. La salvación es la segunda oportunidad de Dios para cada uno de nosotros.

Bautismo en el Espíritu Santo

La doctrina del Bautismo en el Espíritu Santo es nuestro distintivo. Esta verdad explica la pasión y el poder de nuestro testimonio.

Jesús prometió a sus seguidores que recibirían poder de lo alto para que fueran sus testigos.

Creemos que esta verdad es relevante en tanto nuestra fraternidad continúa llevando el mensaje del evangelio alrededor del mundo.

Aprenda más sobre el bautismo del Espíritu Santo y su empoderamiento, visitando los diversos recursos en esta página. Los materiales de enseñanza para grupos pequeños los encontrará en la barra de estudio.

El bautismo en el Espíritu Santo provee al creyente un empoderamiento para testificar y para vivir una vida agradable a Dios.

Sanidad divina

Dondequiera que Jesús iba, Él ministró con compasión y sanó a los enfermos. El ejemplo de Cristo mostró una interconexión con la salvación porque muchos creyeron después de haber sido sanos.

Nuestro Señor todavía sana hoy y es vital que la iglesia predique, enseñe y practique esta verdad bíblica. Las Escrituras ordenan a los creyentes que oren en fe y confíen en Dios para el resultado.

Aprenda más sobre la doctrina de la Sanidad Divina explorando los diversos recursos en esta página. Los materiales de enseñanza para grupos pequeños los encontrará en la barra de estudios.

La muerte de Cristo en la cruz no sólo provee el perdón del pecado, sino también la sanidad de la enfermedad. El que te dio el regalo de la vida eterna … es el mismo que puede sanar tu cuerpo.

La segunda venida de Cristo

Los desastres naturales en todas partes del mundo, la recesión económica y la incertidumbre cada vez mayor en muchos lugares, la doctrina de la Segunda Venida de Cristo es más relevante que nunca. Los creyentes debemos descansar en la certeza del retorno inminente de nuestro Señor y compartir esta esperanza con quienes no la tienen.

Aprenda más sobre la doctrina de la Segunda Venida explorando los diversos recursos en esta página. Los materiales de enseñanza para grupos pequeños los encontrará en la barra lateral.

«Como seguidores del Señor Jesús resucitado, tenemos la seguridad de una esperanza maravillosa … una reunión con nuestros seres queridos que son salvos, y más importante aún, con nuestro Salvador. ¡Esto es lo que llamamos “nuestra bendita esperanza!”»

Pin It on Pinterest

Shares
Share This